Ingrese sus datos para entrar
 
USUARIO
CONTRASEÑA
Regístrese a nuestro boletín y reciba las novedades del CEJA
Nombre: Email:
 
  Noticias Ambientales


 
Provocan altas temperaturas deshielo en el Artico Superior

04/10/2007

Provocan altas temperaturas deshielo en el Artico Superior



Notimex
El Universal

Montreal, 3 Oct (Notimex).- Las altas temperaturas registradas en el Artico Superior provocaron el deshielo este verano en regiones donde por lo regular sólo se reduce el espesor de los bancos de hielo, según expertos.

Las estaciones de meteorología de Canadá en las regiones polares del Artico han registrado temperaturas de hasta 22 grados centígrados, 15 grados más que las normales, lo que explica que en septiembre se fundiera la capa de hielo en algunas regiones.

El profesor de geografía, Scott Lamoureux, que dirige el Proyecto del Año Polar Internacional, dijo que se han observado "dramáticos cambios" en las aguas del Artico, algo que "nosotros preveíamos para el futuro".

Este recalentamiento se produce por la acumulación en la atmósfera de los Gases de Efecto Invernadero (GEI), que provocan el llamado cambio climático, al retener los rayos infrarrojos de la luz solar e impedir su disipación en el espacio.

El aumento de las emisiones de GEI se explica por el incremento en el uso de los combustibles fósiles y otras actividades humanas que generan dióxido de carbono y otros gases contaminantes.

El clima del Artico se recalienta a un ritmo dos veces superior al del resto del planeta y las temperaturas en toda esa región podrían aumentar en promedio de 4.0 a 7.0 grados de aquí a 2100, como pronosticó hace dos años el Foro intergubernamental de Evaluación del Impacto climático (FEIC).

Dicho foro está conformado por científicos de los ocho países que tienen fronteras en el Artico.

En Meville Island, en el llamado Artico Superior, se registraron en julio temperaturas superiores a los 20 grados, cuando el promedio normal es de 5.0 grados.

Esto explica que los investigadores canadienses hayan presenciado el derretimiento del permafrost (capa de hielo permanentemente congelada en los niveles superficiales del suelo de las regiones muy frías) hasta un metro de profundidad.

Este derretimiento causó "catastróficos lavados de tierra" en las colinas y "nuestros ojos vieron, literalmente, como el paisaje se partía en pedazos", dijo Lamoureux.

Estas temperaturas elevadas, que podrían indicar un aceleramiento del cambio climático no previsto en los modelos científicos, explican que el Paso del Noroeste del Artico -que permitiría navegar del Océano Atlántico al Pacífico-, haya quedado abierto.

El 21 de agosto pasado, y por primera vez en la historia, el Paso del Noroeste quedó abierto a la navegación para buques normales, sin acompañamiento de rompehielos.

El glaciólogo estadunidense Mark Serrez, de la Universidad de Colorado, estima que dentro de tres décadas los bancos de hielo del Artico desaparecerán durante el verano.

La desaparición de la espesa capa de hielo en las aguas del Artico y el derretimiento del permafrost tendrá un impacto devastador para la fauna animal de esa región y para las comunidades indígenas que las habitan desde hace más de 10 mil años.

La ola de calor también es sentida en otras regiones de Canadá, como en Québec, donde en septiembre pasado se registró un aumento de 2.0 grados de la temperatura sobre el promedio normal, algo suficiente como para alargar los calores del verano.

El cambio climático que experimenta Canadá tendrá su impacto en la agricultura, con algunos beneficios por el alargamiento del periodo favorable al crecimiento de las plantas.

Se estima que por este recalentamiento será posible cultivar cereales en latitudes más elevadas que las actuales e incluso algunos frutales.

Este cambio también causará nuevos peligros, como las plagas de insectos que normalmente no sobrevivían a los duros inviernos de antaño, algo que ha experimentado la industria forestal en Columbia Británica y Alberta.

El recalentamiento también modificará el acceso al agua en las provincias del Oeste, cuyos ríos y lagos se nutren del derretimiento paulatino de glaciares que están fundiéndose de manera acelerada y desaparecerán en las próximas décadas.

Los científicos advierten que las regiones cerealeras del Oeste están amenazadas de sequías prolongadas, mientras que en otras partes los agricultores se quejan de las lluvias torrenciales durante el verano, que antes no existían.




 
   
 
Av. Universidad 700-401, Colonia del Valle, México, D. F. 03650.
T: (01-55) 33-30-12-25 al 27 F: (01-55) 33-30-12-28 CE: ceja@ceja.org.mx
 
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © CENTRO DE ESTUDIOS JURÍDICOS Y AMBIENTALES A.C.